Luego de que el relleno intermunicipal de Cuyoaco colapsó, autoridades de la región buscan alternativas para el depósito de basura que diario se genera, incluso se estudia la posibilidad de abrir un nuevo relleno con la participación de ayuntamientos de la zona.

Desde el pasado 18 de julio cerró el relleno debido a que no llevaba un manejo adecuado y era prácticamente un tiradero a cielo abierto por lo que se estaba afectando a localidades cercanas y se determinó dejar de utilizarlo.

Ante esto, ayuntamientos de la zona están tirando de manera provisional su basura en el relleno de Teziutlán ubicado en la comunidad de Amila.

Pero, a causa de la alta demanda únicamente están tirando 10 toneladas de basura cada tercer día, explicó en entrevista Tobías Ramiro Haquet, presidente municipal de Zaragoza.

También se está pidiendo a los ciudadanos que separen la basura y generen desechos lo menos posible, pues anteriormente se recolectaban diariamente hasta 16 toneladas solo en el municipio de Zaragoza.

El alcalde explicó que están llevando a cabo reuniones con presidentes municipales de la región y se analiza poder abrir un relleno en la comunidad de Gómez en Tlatlauquitepec, pues también se ve afectado por este problema.

Entre los municipios que se ven afectados por el cierre del relleno de Cuyoaco están Cuetzalan, Zautla, Zacapoaxtla, Teteles, Tlatlauquitepec, Zaragoza, Nauzontla, Xochitlán, Hueyapan y Yahonahuac quienes han tenido que buscar alternativas para la disposición de sus desechos.