Josep Maria Bartomeu, actual presidente del FC Barcelona, comentó que estaría dispuesto a dimitir de su cargo a cambio de que Lionel Messi reconsidere su decisión de irse del club, como anunció TV3.

La salida del club, en principio, sólo sería por parte de Bartomeu, mientras que su junta directiva continuaría al mando del equipo blaugrana.

Ya no resulta novedad la mala relación que llevaba Messi con el presidente, puesto que es algo que viene de lejos y ahora es visto como uno de los motivos que llevó al argentino a mandar el pasado martes un burofax al club para informarle de su intención de irse.

 

Griezmann, el gran protagonista

Ronald Koeman, nuevo entrenador del Barcelona, prometió a Antoine Griezmann un incremento de su relevancia en el equipo respecto a su primera temporada en el equipo.

Concretamente, el técnico holandés le aseguró en una charla desvelada por el diario francés ‘L’Equipe’ que volvería al rol que tenía en el Atlético de Madrid, es decir, más alejado de la banda y con libertad de movimientos en el ataque, por lo que comportaría un mayor protagonismo en el juego del conjunto catalán.

Esta charla tuvo lugar antes de la llegada del burofax de Messi, donde anunció su intención de abandonar el Barca, lo que hace suponer que el rol del excolchonero sería aún más relevante si se confirmara la partida del argentino.

Foto: Twitter / @SimplementFCB