El asesinato de Valmiki López Cerillo, hijo del exgerente regional de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Valmiki López Mena, es investigado como un secuestro agravado, pues hasta ahora se sabe que la familia ya había pagado parte de un rescate que le fue exigido por su liberación.
Así lo confirmaron fuentes cercanas al caso, las cuales indicaron que inicialmente su cadáver hallado en Amozoc fue registrado como el Desconocido número 20 ante la falta de identificaciones y otras pertenencias, pero en horas recientes finalmente se hizo la identificación del cuerpo.
Se reveló que el cuerpo tenía rasgos de tortura, toda vez que sus captores lo habrían golpeado y maniatado mientras estuvo en cautiverio, dada la hinchazón y otros indicios localizados en la necropsia que se practicó al cuerpo que fue sepultado este mismo miércoles.


Los allegados al caso informaron que la familia de Valmiki ya había pagado al menos tres cuartas partes de su rescate (cuyo monto no fue detallado) y que el caso ya era investigado formalmente por la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai).

El hallazgo
La víctima fue localizada aproximadamente a las 6:00 horas del martes 18 de agosto en inmediaciones del referido panteón de San Salvador Chachapa, según los vecinos que dieron aviso al número de emergencias 911.
Al lugar llegaron elementos de la Policía Estatal y Municipal de Amozoc, los cuales con ayuda de paramédicos confirmaron el deceso del hombre que presentaba múltiples golpes en el rostro y otras partes del cuerpo, el cual a su vez estaba semidesnudo, trayendo puesto solamente un boxer.
Al hacer la inspección también se encontró una herida por arma blanca en el cuello, sin embargo en la necropsia no se ha revelado si fueron las múltiples contusiones o el corte en el cuello los que terminaron con su vida.

Hijo de exfuncionario federal
El secuestro y asesinato de Valmiki López Cerillo se suma a una ola de hechos violentos ocurridos en los últimos días en Puebla y el área metropolitana, que incluye el abandono de cuerpos desmembrados, embolsados o encobijados, acompañados en algunas ocasiones de mensajes en cartones o cartulinas.
Sin embargo su homicidio estremece a la cúpula política de Puebla pues se trata del hijo único de Valmiki López Mena, quien estuvo por casi 20 años en la gerencia regional de la CFE desde la época del gobernador Manuel Bartlett Díaz.
Además de que López Mena, tras su salida de la paraestatal, se dedicó al sector inmobiliario a través de una empresa abocada a dar asesoría para la instalación de los servicios eléctricos en conjuntos residenciales de la ciudad de Puebla y área metropolitana.
Ante esta situación se espera que en breve haya reacciones por parte de las autoridades estatales y de la Fiscalía General del Estado, para dar a conocer detalles sobre el estado de las investigaciones que guarda este caso.