Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), propuso una reforma al Código Penal Federal para obligar a los agentes del Ministerio Público a constatar en todos los casos de asesinato con violencia de mujeres si existe alguna de las razones de género que configuran el feminicidio y, de ser así, castigarlo con mayor penalidad.

El fiscal general participó en la presentación virtual de la propuesta de tipo penal homologado de feminicidio para todo el país, con una sanción de entre 40 y 60 años de cárcel, donde sostuvo que la obligación de verificar si las muertes violentas de mujeres constituyen feminicidios ayudaría a sancionar con mayor rigor ese delito.

“Yo creo que obligarlos a que en todos los casos de muerte violenta tengan que acudir a esta figura legal para ver que se aplique la mayor pena a quien haya cometido este delito, nos va a ayudar; no modifica lo que ustedes hicieron, al contrario lo ratifica y lo sostiene mejor”, dijo.

La Cámara de Diputados y la FGR propusieron por ello a los congresos locales el tipo penal homologado de feminicidio que contempla una sanción de entre 40 y 60 años de cárcel, además de precisar las razones de género para configurar el delito y castigar a los responsables.

La pena de prisión aumentaría hasta en 50 por ciento si el responsable es un servidor público encargado de funciones de prevención, persecución o sanción del delito y hasta en un tercio si el delito es cometido tras suministrar estupefacientes o psicotrópicos para causar la inconsciencia de la víctima.