Personal del hospital particular "Ángel" por equivocación entregó dos cadáveres de forma errónea, por lo que fueron llevados por las agencias funerarias a sitios diferentes, al percatarse del error la familia acudió al nosocomio donde aclararon la situación.

Dos mujeres murieron el mismo día por causas naturales, señalando que una era originaria de Atzalan Veracruz, mientras que la otra era del barrio de Santa Rosa de la ciudad de Teziutlán.

Familiares de Mariela Santos "N" de 64 años, explicaron que al estar en la funeraria San Isidro de Teziutlán, se percataron de que su familiar no era la que estaba dentro del ataúd y de inmediato se comunicaron vía telefónica con el hospital, pero ellos negaron el error.

Después de revisar reconocieron que habían cometido una equivocación en la entrega de los cuerpos de ambas mujeres, ya que Mariela Santos quien es originaria de Teziutlán fue llevada por la funeraria Márquez del estado de Veracruz.

Mientras tanto, la funeraria San Isidro se llevó el cadáver de Fresvina Falcón "N" de 54 años quien en vida tenía su domicilio en Atzalan, Veracruz.

Familiares culparon a personal del hospital, debido a que ambos cuerpos jamás fueron etiquetados con sus datos personales.

La excusa del nosocomio fue que las dos mujeres tenían el cabello rubio y también culparon al yerno de Fresvina Falcón quien no vio el rostro de su suegra y así le entregaron el cuerpo que pertenecía a otra persona.

Al final los cuerpos fueron entregados a los familiares correspondientes y quedó aclarado el problema que puso en evidencia el manejo de cadáveres que realiza el hospital particular que está ubicado en el municipio de Chignautla.