El presidente de Rusia, Vladimir Putin aseguró la mañana de este martes 11 de agosto que dicho país ya tiene la primera vacuna contra Covid-19, la cual tiene “inmunidad duradera” al virus que se registró por primera vez en diciembre del 2019 en Wuhan, China. 

Durante una videoconferencia, el mandatario agregó que una de sus hijas había probado la vacuna, pues era partícipe de algunos de los experimentos, de acuerdo con la agencia Interfax. 

Según el diario digital, Infobae, Putin detalló que cuando su hija tomó la primera dosis su temperatura, que estaba en 38 grados, bajó a 37 grados; en la segunda inyección subieron un poco los grados pero no hubo más. “Se siente bien y tiene un alto número de anticuerpos”, aunque no precisó cuál de sus dos hijas había participado. 

Apenas el pasado 4 de agosto, se había dado a conocer que la vacuna rusa había generado inmunidad en todos los voluntarios que participaron en el ensayo, según el Ministerio de Defensa, y que el país podrá producir “cientos de miles de dosis cada mes”. 

Según la BBC, esta inyección abre el camino para la vacuna masiva que podría comenzar en octubre en dicho país.