Pese a que no había acuerdo entre ayuntamiento y pobladores de Zoquitlán para iniciar la remodelación del parque, ayer se inició la obra levantando los adoquines que se encuentran en la plaza para derribar por lo menos 25 árboles con varios años de antigüedad, pero, los propios habitantes detuvieron las actividades hasta lograr un diálogo con el edil, Claudio Hernández Cabanzo.

Fue hasta hoy por la mañana que el presidente municipal se presentó para dialogar con los inconformes, quienes le hicieron saber al alcalde que no buscan un proyecto para el parque, pues así como está luce bien, solo requiere de mantenimiento y limpieza, por lo tanto no es necesario que derribe los árboles o que levante el piso de adoquín.

Pese a ello no se logró ninguna clase de acuerdo, por tal razón fijaron una nueva reunión, mientras el proyecto quedará detenido, bajo la promesa de que no se iniciarán ninguna clase de actividad hasta que se llegue a un consenso. 

La reunión quedó agendada para el próximo 22 de agosto a las 4:00 de la tarde en la explanada del ayuntamiento, por lo cual solicitaron a los ciudadanos de San Pablo Zoquitlán, acudir y ponerse al tanto de lo que ocurre.

Desde hace unas semanas, Hernández Cabanzo dio a conocer algunos posibles proyectos para implementar en el parque de ese municipio, para lo cual convocó a una reunión, la cual quedó suspendida presuntamente por el Covid-19 y fue ayer por la mañana cuando inició las actividades sin haber consultado a los habitantes de la comunidad.