Un grupo de jóvenes políticos que conforman la delegación del movimiento ciudadano Ahora Atlixco realizó un análisis del gobierno local en las últimas dos décadas, tras ello coincidieron los diversos integrantes en que la clase política actual está viciada y que pese a los cambios que ha vivido el municipio, en este aspecto, las instituciones siguen teniendo las mismas deficiencias.

En una plática realizada por la plataforma zoom y retransmitida en sus redes sociales, el grupo de al menos 10 participantes de diversas ideologías políticas, señalaron que es necesaria una candidatura ciudadana, de piso; es decir que conozca a base de recorrer realmente el municipio las necesidades actuales de la gente que vive en Atlixco.

“Ya no nos representan los partidos políticos, son dos décadas en Atlixco con el mismo partido”, señaló Norberto Sánchez, en una de sus participaciones, quien desde hace al menos dos administraciones vienen participando en diversos colectivos que se enfocan en la sustentabilidad, movilidad y participación ciudadana.

En esto último coincidieron, la participación ciudadana, es lo que se requiere para poder salvar al municipio del bache en el que consideran se encuentra sumergido, debido a que desde que el partido Acción Nacional accedió al poder solo han sido cíclicos los personajes y los cargos, olvidándose por completo de las necesidades de los ciudadanos, cerrándose a las propuestas y creyendo que gobernar solo es hacer obra pública.

Diana García, en su turno señaló que lo que requiere Atlixco es gente nueva, una nueva clase política surgida verdaderamente del pueblo, esto ante el descrédito que tienen ya los institutos políticos entre la comunidad, esto se debe también a la que en la vida política interna de los partidos tampoco existe credibilidad en ellos mismos.

La respuesta a todas estas quejas no es solo un personaje nuevo, “es que el personaje sea capaz y buena persona, además de que indiscutiblemente debe existir la participación ciudadana, la gente debe entender que participar políticamente no solo es ir a votar es dar seguimiento antes y después de las elecciones a los candidatos y a los ganadores para poder exigir respuestas y que no solo cambien los colores sino las instituciones”.