Un nuevo feminicidio tuvo lugar en Irapuato, donde hallaron el cuerpo de una joven de 25 años en un canal de riego en la carretera Irapuato-Abasolo. La joven respondía al nombre de Dulce Guadalupe Castañeda Cardozo, quien se desempeñaba como trabajadora de la empresa Mazda y era madre de dos niñas de 6 y 10 años de edad.

Tras reportarse su desaparición el viernes 24 de julio, la Fiscalía General del Estado informó el pasado lunes que la joven fue asesinada de un golpe en la cabeza; a la par, en San Luis de la Paz, otra mujer fue hallada sin vida en una zona cerril de la comunidad de Carbonera.

Luego de la noticia, familiares, amigos y colectivos feministas de Irapuato anunciaron la realización de varias marchas por calles de la ciudad para demandar que las autoridades de Guanajuato encuentren a los responsables por los asesinatos.

Los informes señalan que Dulce salió de su domicilio el viernes a las 7 de la noche, ubicado en la colonia San Martín de Porres, para ir en dirección a su trabajo en la empresa automotriz. El sábado comenzó la búsqueda por su familia, luego de que no respondiera llamadas y no se presentara de nuevo.

Cerca del mediodía del domingo se reportó el cuerpo de una mujer semidesnuda que flotaba boca abajo en un canal de riego a la altura de la comunidad La Soledad, cerca de la carretera Irapuato-Abasolo. Se trataba de Dulce, cuyos restos fueron identificados por sus familiares en el Servicio forense de la fiscalía.

La necropsia reveló que falleció por un traumatismo cráneo encefálico. Posterior a las diligencias de ley, el cuerpo de la joven fue entregado a su familia, a quienes se les notificó sobre la presencia de un hombre con quien se le habría visto por última vez.

Foto: Capturas de pantalla de Twitter