La reapertura de algunas calles del Centro Histórico de Puebla solo ha logrado incrementar un 5 por ciento las ventas en los 2 mil negocios que se encuentran abiertos, sin embargo los comerciantes consideran que no hay congruencia entre lo que dice y lo que hace el Ayuntamiento respecto al ambulantaje.

De acuerdo con el representante del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, la política de la administración municipal es acabar con el comercio formal ya que a pesar de estar cumpliendo con todos los lineamientos técnicos de sanidad, no se les permite su apertura. 

Reprochó que, en contraste, el comercio informal está siendo tolerado por las mismas autoridades municipales que permiten su instalación y su operación en las principales calles del Centro Histórico sin ningún medida sanitaria, además lamentó que las autoridades municipales y estatales no cuenten con un plan para la reactivación económica

“Es lamentable pero ahora parece que los que estamos trabajando en la ilegalidad somos los establecidos. No hay concordancia entre lo que se dice y lo que hace el Ayuntamiento. Para qué nos seguimos desgastando en un tema que para ellos no existe y ya no vale la pena decirles qué está bien y qué está mal”, aseguró. 

Refirió que con la reapertura vial en la 2 Oriente, la Avenida Reforma y la calle 4 Poniente, de las 10 mil unidades afiliadas al Consejo únicamente 2 mil están abiertas y por no ser esenciales están 'toreando' a las autoridades con media cortina. En días específicos Protección Civil municipal hace recorridos y en lugar de retirar a los ambulantes, exhortan al cierre del comercio establecido.

“Se aumentó( en ventas), en promedio, un 5 por ciento , recordemos que nuestras ventas habían caído 90 por ciento. El aumento y las ventas son mínimas pero algo ayuda a los comercios que están abiertos en este momento. Hasta el momento la gran mayoría sigue cerrado esperando indicaciones de las autoridades para la reapertura”, reiteró.