Como usuarios de internet tenemos diversas cuentas, a las cuales podemos acceder con nuestras contraseñas. Sin embargo, a veces solemos cometer errores al crearlas, pues para que no se nos olviden utilizamos algunas palabras que no son nada seguras y ponen en riesgo nuestra información personal y financiera.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC)  explicó a la población qué aspectos deben tomar en cuenta a la hora de crear sus contraseñas con la finalidad de evitar que nuestra información privada llegue a manos de terceros.

A través de redes sociales, la SSPC dio algunas recomendaciones para tener una contraseña segura y así evitar caer en manos de cibercriminales. Algunos aspectos que debemos considerar, son los siguientes:

  1. No utilizar palabras del diccionario
  2. Utilizar contraseñas de mínimo 10 caracteres, combinando letras mayúsculas, minúsculas, números y símbolos
  3. No usar nombres propios ni apellidos
  4. No utilizar la palabra contraseña o números consecutivos
  5. Actualizar la contraseña cada dos meses.

Del mismo modo, es preferible que no usemos en todas nuestras cuentas la misma contraseña, pues aunque sea muy segura si logran descifrarla tendrán acceso a todo lo que hacemos en internet.

 

Por su parte, el Instituto Personal de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI), dio algunas recomendaciones para proteger nuestros datos personales al navegar en internet:

  1. Revisar la política de privacidad decidiendo el tipo de perfil que quieres tener (público, privado o con restricciones).
  2. No proporcionar tus contraseñas o claves a otras personas.
  3. Verificar la autenticidad del sitio web antes de realizar cualquier compra o transacción.
  4. No revelar información que te ponga en peligro (domicilio, propiedades, compras, lugares de diversión, fotografías, etc.)
  5. En caso de publicar fotografías y videos proteger tanto tu intimidad como la de tus seres queridos, es decir, ser cuidadoso con el contenido que se publique.
  6. Mantener privado el correo electrónico, es decir, no publicarlo en otras redes sociales.
  7. Abrir y contestar correos electrónicos de gente conocida.
  8. Utilizar antivirus.
  9. Descargar música y películas de manera legal para evitar que un virus se descargue.
  10. Asegurar que tus mensajes enviados sean al destinatario correcto.

Es muy importante introducir nuestros datos sólo cuando la conexión sea segura y además, mantenerse alerta sobre los intentos de fraude, así como no ingresar a links de dudosa procedencia.

 

Foto Agencia Enfoque.