Al menos otras ocho mujeres se encuentran desaparecidas en Puebla y sus familiares las buscan a través de las redes sociales con la esperanza de dar con ellas y que sus casos no tengan un final como el de Angie Michelle, quien fue asesinada y abandonada en el municipio de San Nicolás de los Ranchos.

Monserrat Murrieta Alberto, de 15 años de edad, desapareció el pasado 23 de Febrero camino a su casa, procedente de la ciudad de México. La joven viajaba sola y aunque cámaras de vigilancia captaron que la adolescente llegó a su vivienda en San Juan Xiutetelco, Puebla,  jamás entró al domicilio por lo que familiares comenzaron con la búsqueda de la menor en redes sociales, además de que interpusieron la denuncia correspondiente ante la Fiscalía de Puebla e incluso las autoridades activaron la Alerta Amber para su localización, pero no hay avances en el caso.

El pasado 30 de abril, a través de Twitter se informó de la desaparición de Astrid Anyeline Ruíz Munive, de 14 años de edad, vista por última vez alrededor de las 13:30 horas, cuando salió de su domicilio en la colonia La Loma. Tras no saber nada más de ella, la familia interpuso la denuncia correspondiente ante el agente del Ministerio Público, quien radicó la carpeta de investigación número 612/2020/FED.

Otra menor de 14 años comenzó a ser buscada desde el 28 de junio, luego de que desapareciera en la localidad de San Miguel Xaltepec perteneciente al municipio de Palmar de Bravo. La adolescente Valeria Trinidad Rafael vestía suéter color rosa, pantalón de mezclilla y zapato negro tipo bota con tacón alto.

Otra víctima es  Cristina Cortez Brindis, de 40 años de edad, de la cual se supo por última vez el 1 de julio, en San Salvador El Verde. Aquel día vestía chamarra negra, pants color café claro y tenis negro. Desde entonces no se conoce su paradero.

Para el 13 de julio la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de Puebla compartió en sus redes sociales la no localización de Guadalupe García Suárez, de 48 años de edad, quien fue vista por última vez el 24 de junio en la Central de Autobuses de Puebla (Capu). Como señas particulares se indicó que cuenta con múltiples cicatrices en la cabeza.

Aunque el siguiente caso ocurrió desde el 3 de agosto de 2017, la familia de la joven desaparecida no ha cesado en su búsqueda, por lo que a la fecha, incluso con la ayuda de amigos, se mantiene una intensa campaña en redes sociales. Se trata de Saraí Ávila Arellano, de 30 años edad, cuyo esposo aceptó haberla bajado de la camioneta en la que ambos viajaban junto con su hijo, tras una discusión. Pese a que él es el señalado como sospechoso, jamás fue detenido, mientras que ella sigue sin aparecer.

Finalmente, este viernes salió a la luz pública el caso de los hermanos Yazmín Eulalia y Oswaldo Branca Flores, de 16 y 21 años de edad, respectivamente, quienes desaparecieron desde el 14 de julio, alrededor de las 17 horas en la comunidad de Chipilo, perteneciente al municipio de San Gregorio AtzompaComo señas particulares, Yazmín tiene un tatuaje con letras de color, debajo de los senos. Los dos jóvenes son buscados por su abuela, quien solicitó el apoyo de la Fiscalía, la cual ya realiza las investigaciones correspondientes.

Todas estas familias buscan que sus hijos, nietos, hermanos o amigos, no corran con la misma suerte de Angie Michelle de 19 años de edad, quien desapareció desde el 12 de julio en el municipio de San Andrés Cholula, y al día siguiente fue hallada muerta en San Nicolás de los Ranchos.

Fue hasta este 17 de julio cuando el caso trascendió, luego de que familiares de Michelle exigieran justicia para la joven, cuya causa de muerte no ha sido revelada, por lo que se espera que mediante necropsia se establezca la causa del deceso.

En su conferencia matutina del viernes, el gobernador Miguel Barbosa Huerta se refirió al caso de Michelle y reconoció que no se había abordado en la mesa de seguridad de ese día. Incluso señaló que la FGE no le había informado nada al respecto. Más tarde, el gobierno del estado publicó un comunicado en el que el mandatario aseveró que no habrá impunidad para los responsables de la muerte de la joven.