Habitantes de Coronango acusaron falta de apoyo por parte del alcalde  Antonio Teutli Cuautle, pues en plena pandemia pretende suspender el servicio de agua potable, bajo el argumento de que hay adeudos  pero el costo para continuar con el servicio alcanza los 6 mil pesos.

En distintos fraccionamientos ubicados en los límites territoriales entre Coronango y Cuautlancingo, vecinos denunciaron que antes de que el Congreso del Estado delimitará los territorios, el pago de agua se realizaba a esta última demarcación, cuyo contrato era de 800 pesos, pero tras el fallo de límites territoriales el pago oscila entre 3 mil 550 y 6 mil pesos.

En Coronango solicitan la intervención del gobernador, Miguel Barbosa Huerta, pues afirman que el alcalde no regula los cobros y además pretende cortar el servicio cuando es momento de confinamiento y la higiene es primordial.

Los habitantes dejaron claro que no hay negativa a pagar el servicio  de agua y ponerse al corriente pero la inconformidad radica en el cobro excesivo del presidente municipal.

Acusan amenazas por parte de la síndico municipal

A través de un oficio firmado por la síndico de Coronango, María de los Ángeles Portillo Sandoval, se advierte que en los siguientes días habrá cortes de agua, pues hay familias que adeudan el pago del servicio contratado , pero muchas de ellas pagaron con antelación en Cuautlancingo.

“Los propietarios y/o residentes que no cuenten con su contrato deberán cubrir con los pagos correspondientes y regularizarse en la dirección de agua potable del Ayuntamiento, en un término no mayor a quince días hábiles, de hacer caso omiso a la disposición señalada, se procederá a suspender el suministro de agua potable por no contar con los requisitos indispensables”, se cita en el documento firmado por la síndico.

Otros documentos mostrados a medios de comunicación señalan que para hacer el contrato de agua potable se requiere tener el último recibo de Cuautlancingo, pero esto no significa que lo tomaran en cuenta para disminuir el costo.

Barbosa pide a Segob verificar el reclamo

El gobernador Miguel Barbosa Huerta respondió a la queja de los ciudadanos e instruyó que la Secretaría de Gobernación (Segob) intervenga en la petición de los vecinos de los diferentes fraccionamientos ubicados en San Francisco Ocotlán.

El mandatario local reconoció que prevalece un conflicto de tipo político en esta demarcación “esa área territorial de Coronango, que tiene un control político por Cuautlancingo es un tema que se ha estado atendiendo aquí, yo ya la conozco y claro que seremos mediadores de cualquier diferencia”, dijo el mandatario local.

Familias quedan afectadas tras el corte

Vecinos de diferentes fraccionamientos afirmaron que en caso de que el municipio de Coronango corte el servicio de agua, al menos mil familias resultarían afectadas, tomando en cuenta el crecimiento poblacional de los últimos tres años.

Los fraccionamientos Paseo del Roble, Lazos de San Francisco, Quinta Palmira, Torres Cataluña, serían solo algunos, de viviendas de interés social, afectados.