Representantes de cámaras empresariales y líderes sindicales en Puebla se unieron este jueves para pedir al gobierno del estado que en caso de continuar con el paro de actividades productivas por la pandemia de Covid-19 se adopte la propuesta de “Salario Solidario”, situación que según el gobernador Miguel Barbosa Huerta será analizada, pero pidió a los empresarios no “martirizarse”.

Dicha propuesta fue presentada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dado que la crisis económica provocada por la pandemia del Coronavirus ha dejado sin trabajo a más de 40 mil poblanos.

El “salario solidario” planteado consiste en que en este periodo de emergencia el gobierno estatal autorice recursos extraordinarios de las arcas públicas para pagar una parte del sueldo de los trabajadores que se encuentren en paro por la contingencia sanitaria.

Sin embargo no fue detallado ningún monto ni a qué empresas o trabajadores aplicaría.

Se unen organismos y sindicatos

El CCE representa a 24 organismos empresariales entre los cuales se encuentran el Centro Empresarial de Puebla Coparmex, Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y otras agremiadas al Club de Empresarios de Puebla.

Junto con los líderes sindicales de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (FROC), la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem) y el Sindicato Industrial Ignacio Zaragoza, se señaló que debido a la falta de apoyo por parte de la Federación y el retraso de inicio de actividades productivas en el estado, las empresas y establecimientos cierran y pierden miles de empleos.

Recordaron que de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), “pasamos de 622 mil 898 empleos formales al inicio del confinamiento en marzo, a 586 mil 976 en junio, resultando en la pérdida de más de 40 mil fuentes, en una situación que sobrepasa nuestras capacidades y sin apoyos de las autoridades prevemos continúen inevitables e incontables despidos masivos”.

“Nuestros esfuerzos llegaron al límite, miles de empresas se han quedado sin recursos, los trabajadores urgen certeza económica y lamentablemente debido a la inexistencia de una estrategia capaz de procurar la salud y reactivar la economía de Puebla por parte del Gobierno, las familias poblanas han sufrido severos daños a su economía”, se lee en el comunicado.

Además, los firmantes reiteraron que han acatado las medidas y protocolos sanitarios dictados por las autoridades, haciendo fuertes inversiones para un regreso que esperaban desde el pasado 1 de junio, que debido a la falta de disciplina por parte de la sociedad y la flexibilidad del Gobierno con otros sectores como el informal, no ha permitido la baja de contagios y la reapertura de comercios.

“En Puebla no solo se nos ha dejado solos a trabajadores y empleadores, sino que tampoco ha existido un piso parejo, por eso es importante que el Gobierno se sume a lo que hemos propuesto y a la par, explique por qué sí ha permitido que la informalidad labore sin protocolos, sin respetar los decretos y sin cuidar de los poblanos”, reprochó el CCE.

Finalmente pidieron al IMSS que financie un programa de pruebas de detección de Covid-19 a trabajadores, para lograr una reapertura segura.

Barbosa: empresarios "no han sido los sacrificados"

Por su parte el gobernador Miguel Babosa Huerta, al ser cuestionado si la noche de este jueves tendría una reunión con representantes empresariales y líderes sindicales, como lo propuso el CCE, señaló que no será así pero que se agendará para próximas fechas, sin especificar cuándo.

“Quien diseña la agenda del gobernador es la oficina del gobernador y por tanto hoy no puedo tener una reunión con ellos y la programaremos. Hoy estará con ellos la secretaría de Economía, de Gobernación y del Trabajo”, respondió tajantemente.

Respecto al "Salario Solidario" Barbosa Huerta explicó que analizarán todas las propuestas que tengan que ver con el beneficio de los trabajadores, sin embargo aprovechó para reprochar nuevamente al sector empresarial la falta de solidaridad, al asegurar que esta sería la primera acción de este tipo durante la pandemia.

"Cualquier propuesta estamos dispuestos a analizarla, para reactivar la economía, para apoyar a los trabajadores, todo, nosotros no nos vamos a negar a nada y sería la primera acción de los empresarios como solidarios en este momento de la crisis, sería la primera acción, ya se los dije, ellos no son sacrificados de nada", expuso.

Agregó que los empresarios nunca han sido “reivindicadores sociales, nunca han regalado su dinero, nunca nos dieron nada de la Cadena de Solidaridad –en la que el gobierno estatal solicitó donaciones para la entrega de paquetes alimentarios o insumos médicos-”.

Y aunque no mencionó su nombre, arremetió contra el dirigente Fernando Treviño Núñez: “Hay por ahí uno de Coparmex que se ha dedicado a criticar, en lo personal no trajo ni una hamburguesa para uno de los médicos. Hablemos con claridad, diálogo sí para encontrar soluciones, pero las cosas por su nombre”.

No somos mártires y sí solidarios, responde la IP a Barbosa

Por la tarde, el Centro Empresarial de Puebla (CEP-Coparmex) y el Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, condenaron las declaraciones del gobernador Miguel Barbosa Huerta y aseguraron que no buscan martirizarse y que sí han sido solidarios con sus trabajadores en esta pandemia.

A través de su cuenta de Twitter la delegación de Coparmex en Puebla sostuvo que se ha hecho el llamado a la unidad para poder crear estrategias que ayuden a suspender la crisis económica que le ha arrebatado el sustento a más de 40 mil familias.

Por su parte el representante del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, explicó que entiende la función del gobernador de querer privilegiar la salud, sin embargo señaló que los decretos emitidos para evitar la propagación no han tendido resultados positivos.

“Llevamos cuatro meses cerrados pagando salarios a nuestros trabajadores, si esto no es ser solidarios, ¿entonces, qué es? Porque nosotros a diferencia de los tres niveles de gobierno no recibimos ningún ingreso. El cumplir con nuestras obligaciones a pesar no tener ingreso, si eso es ser mártir, no es lo que buscamos, sino seguir con nuestra labor”, aseguró.