Como se puede fácilmente apreciar en sus conferencias de prensa matutinas, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha admitido que no habla de manera tan fluida o “corrida”, ya que hace constantes pausas entre cada una de sus declaraciones. Dicha forma de expresión distinguida por su lentitud y los silencios, quedó de lado el pasado miércoles durante la visita que hizo al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump en la Casa Blanca.

De acuerdo con el análisis del taller de comunicación política SPIN, López Obrador habló un 45 por ciento más rápido en el mensaje que emitió desde Washington, a comparación de como lo hace en sus conferencias de prensa en Palacio Nacional.

“En 15 minutos, frente a Trump, habló mil 299 palabras y en sus “mañaneras” la conferencia del presidente de junio 10, 2020 (min. 21:39), habló 894 palabras”, según Luis Estrada, Socio-DG SPIN.

El mandatario mexicano incluso se ha disculpado por la “lentitud” con la que habla ante los cuestionamientos de la prensa, mismos que no tuvo ayer en la Casa Blanca.

“Imagínense que yo diga algo impropio por la prisa, se vuelve noticia mundial. Entonces, prefiero hacerlo despacio”, declaró López Obrador en diciembre pasado.

Análisis cotejado con información de Forbes México.

 

Foto: Captura de Pantallade YouTube