A través de una denuncia anónima exhibieron al complejo médico Gonzalo Río Arronte de Atlixco por las deficiencias con las que cuenta, pese a que fue habilitado como hospital Covid, entre las carencias expusieron que los lavamanos que no funcionan y acusaron que no se cuenta con las 80 camas para Covid-19 que indican las autoridades.

Mediante un mensaje anónimo acompañado de fotografías, donde se puede apreciar el lavamanos descompuesto, se puso en entredicho la sanidad de este nosocomio, ya que este aparato es indispensable tanto para el personal como para los derechohabientes.

“Triste realidad del hospital. Varios lavamanos sin funcionar. Y para los trabajadores de la salud y los usuarios es algo de mucho uso para evitar más contagios de coronavirus”, señalaron en el texto que acompaña a las imágenes.

Respecto a la reconversión explican que únicamente se hicieron paredes falsas de tablaroca para intentar aislar el área Covid porque continuará siendo mixto.

La áreas quedarán divididas de la siguiente manera: en la planta baja en el sitio de urgencias tratarán a los covid rojos;  los amarillos y verdes tendrán atención en el Centro de Salud Ampliado (CESSA). 

“La verdad las autoridades correspondientes no velan por la seguridad de los profesionales de la salud”, finaliza la denuncia.