El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) es “responsable de una proporción significativa de drogas que ingresan a los Estados Unidos y de niveles elevados de violencia en México”, según el documento “Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2019”, de la DEA.

La DEA agrega que en los Estados Unidos México, el CJNG opera a gran escala en Los Ángeles, Nueva York, Chicago, San Diego, Atlanta, Miami y Denver y cruza las drogas principalmente a través de Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo.

“CJNG es una de las organizaciones criminales transnacionales de más rápido crecimiento en México, y se encuentra entre los productores de metanfetamina más prolíficos del mundo”, agrega el estudio.

Para las autoridades norteamericanas, en los últimos cinco años, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se ha expandido de ocho a 27 estados en México, por lo que la violencia vinculada al crimen organizado se ha incrementado en Guanajuato, Colima, Michoacán y Jalisco, según una nota del diario Reforma.

El grupo comandado por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, opera en una veintena de municipios del oriente del Edomex, como Neza, Ixtapaluca, Texcoco y Valle de Chalco, algunos de los cuales disputa con La Familia Michoacana.

Para la DEA, el CJNG es una de las organizaciones de más alta prioridad. En marzo pasado realizó la Operación Pitón en Estados Unidos, en la que se detuvo a 600 personas vinculadas con el grupo criminal.