La eliminación del fuero constitucional en Puebla es un engaño, pues las reformas permiten a los funcionarios conservar sus puestos aunque estén bajo proceso penal.

Así lo denunció Oswaldo Jiménez López, coordinador de la bancada panista en el Congreso del estado, al señalar que el dictamen aprobado el lunes por el PRI y la coalición Juntos Haremos Historia resulta una simulación.

En rueda de prensa virtual advirtió este martes que el privilegio de mantener el cargo otorga protección a los funcionarios, pues desde ahí podrían ejercer presión para quedar impunes.

Esto al recordar que se podrá procesar a los gobernadores, los diputados locales, el titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE) y los magistrados del poder Judicial.

En el caso de los magistrados, si no dejan el cargo tendrán como subordinados a los mismos jueces que los procesarían, por lo que enfatizó que la impunidad continuaría.

El legislador panista refirió que lo ideal sería que los servidores públicos procesados fueran separados del cargo de forma inmediata, para que así no incurrieran en algún conflicto de interés.

Como las reformas aprobadas por la Comisión de Gobernación fueron impulsadas por el gobernador Miguel Barbosa Huerta y Morena, reclamó que se tratan de un “truco”

“Hay un truco (...) un amaño de Morena, porque sigue existiendo una protección y un trato preferencial a los funcionarios. La eliminación del fuero tendría que poner a los funcionarios en las mismas condiciones que cualquier ciudadano, y no es así. Nosotros (el PAN) estamos a favor del fuero, pero completo, no así”, apuntó.

Se espera que el dictamen de la Comisión de Gobernación sea puesto a votación el miércoles en la sesión ordinaria del pleno, donde requerirá del voto de dos tercios de los 41 diputados para su ratificación, por tratarse de reformas a la Constitución Política del estado.

Impugnan Ley Barbosa 

Jiménez López dio a conocer que sí presentó la acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Educación de Barbosa Huerta, aunque sin las 14 firmas de diputados locales que exige la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Solo con el aval de 13 legisladores promovió el recurso el jueves de la semana pasada y dijo que aún no hay respuesta del máximo tribunal.

Ante el muy probable rechazo de la Corte, el panista defendió que la impugnación se presentó solo con el fin de mostrar el repudio a la norma que fue aprobada en “fast-track” sin consultar al sector educativo.

Para admitir una acción de inconstitucionalidad, la SCJN exige el respaldo de al menos el 33 por ciento de diputados de una legislatura local, así que en el caso de Puebla, el mínimo eran 14 firmas.

Exige diálogo en reforma electoral

Finalmente, Jiménez López adelantó que la reforma electoral del PAN será presentada el miércoles para que se discuta a la par que la de Morena, la cual —insistió— tiene vicios de inconstitucionalidad.

Por ello exigió que se realice un parlamento abierto con los partidos políticos, autoridades electorales y organizaciones civiles, a fin de elaborar una reforma electoral consensuada y no impuesta por la mayoría de Morena en el Congreso, pues de ser así, advirtió que habrá recursos legales en contra, como ya lo advirtió el PRI.