El sismo de 7.5 grados con epicentro en Oaxaca pero con repercusión en Puebla provocó que centros comerciales, parques industriales y grandes empresas como Volkswagen tuvieran que evacuar sus centros de trabajo.

Tras registrarse el sismo a las 10:29 horas, las alarmas sísmicas de centros comerciales como Angelópolis, Galerías Serdán, Plaza Dorada, Triángulo de las Ánimas y Parque Puebla se activaron, por lo que los locatarios y clientes tuvieron que salir a la calle hasta que pasó el temblor.

Aunque los centros comerciales en la ciudad de Puebla no están operando por las restricciones de la pandemia, los que albergan bancos, centros de atención telefónica o restaurantes con comida para llevar, están abiertos en esas áreas.

El presidente de la Asociación de Centros Comerciales del Estado de Puebla, Andrés de la Luz, publicó en sus redes sociales que tras una revisión de todos los centros comerciales agremiados al organismo no se detectó daño en ninguno de ellos .

Lo mismo se reportó en parques industriales como el de Ocotlán, Puebla 2000 y Finsa, donde los empleados que ya han vuelto a laborar tras el parón por la pandemia del Covid-19, y tuvieron que frenar sus actividades para evacuar los centros de trabajo.

La planta armadora Volkswagen en el municipio de Cuautlancingo no fue la excepción y desde las afueras de la planta se pudo ver cómo los trabajadores salieron de las naves, con sana distancia, como lo marcan los protocolos de evacuación.

La evacuación fue replicada por otras empresas que esperaron hasta 10 minutos después de que inició el sismo para volver a entrar a las naves.

De acuerdo con información preliminar del Sistema Sismológico Nacional, el sismo tuvo una magnitud de 7.5 grados y tuvo epicentro en las costas de Huatulco, Oaxaca.