Un brote inesperado de Covid-19 en el CERESO de Huauchinango obligó a las autoridades municipales a que por segunda ocasión sanitizaran las instalaciones del penal de manera urgente, esto luego de la muerte de una custodia a causa del virus.

En está ocasión fue la dirección de Protección Civil municipal la encargada de realizar las tareas de sanitización en las oficinas de la dirección y en el área médica, donde también ha trascendido un posible caso de COVID entre el personal médico.

Extraoficialmente se sabe que la doctora que labora en el CERESO empezó con algunos síntomas , por lo que fue atendida y se confirmó que era portadora del virus SARS-COV2. 

Es importarte mencionar que además de la custodia y la doctora, trascendió que la ambulancia del DIF municipal trasladó a un interno del CERESO, al hospital general, ya que  también presentó síntomas.

Hasta el momento las autoridades municipales y de salud no han informado nada al respecto, manteniendo en la opacidad esta situación.