El pasado martes, una joven originaria de El Chaparro, en Venezuela, murió luego de caer desde un octavo piso en la Alcaldía Benito Juárez, Ciudad de México. Fue identificada como Saraí Soto y tenía 28 años de edad.

La joven llegó a México con la ilusión de trabajar como modelo, según comentaron algunas de sus amigas.

De acuerdo con la primera versión de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX), Saraí se habría quitado la vida luego de discutir con su pareja, un exreo de 39 años identificado como Juan Laureles.

Los primeros análisis en el departamento no arrojaron huellas de algún tipo de pelea. Además, su cuerpo tampoco presentó signos de violencia, distinta al golpe propio de su caída, como explicó la FGJCDMX.

 

Apuntaban a un posible homicidio

Laureles es un expresidiario que estuvo encerrado en el 2002 en el Reclusorio Sur por el delito de robo.

En sus primeros testimonios aseguró que la mañana del martes tuvieron una discusión. Según su declaración, Saraí ya lo había amenazado con quitarse la vida debido a las peleas que tenían, pero no le tomó mayor importancia.

Tras la pelea, él decidió salir por unos minutos del departamento que habitaban. Al regresar, habría descubierto que se suicidó arrojándose desde la ventana del departamento.

Fue él quien pidió ayuda a los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para solicitar ayuda de los paramédicos. Cuando los rescatistas arribaron al sitio, no pudieron hacer nada para ayudarla.

 

En la Ciudad de México Saraí no contaba con algún familiar, por lo que una amig fue quien ayudó a identificar sus restos.

Por su parte, su madre escribió ayer algunos mensajes para su hija, además de subir una foto en la que aparece con ella. “Descansa en paz”, escribió junto a una cara llorando, dos corazones y una rosa. 

 

Fotos: Twitter