Uriel Villegas Ortiz, juez de Distrito del Centro de Justicia Penal Federal en Colima, y su esposa fueron ejecutados en esa entidad, informó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

Zaldívar condenó el crimen y pidió a las autoridades resolver el caso. La Fiscalía General de la República (FGR) asumió plenamente la investigación del crimen.

"Este hecho nos duele a todos en el Poder Judicial de la Federación y a todos los mexicanos. Pedimos a las autoridades competentes su apoyo para garantizar la seguridad de las juezas y jueces federales y de sus familias”, dijo el titular de la SCJN.

Uriel Villegas Ortiz se encargaba de llevar las audiencias preliminares y órdenes de aprehensión bajo el nuevo sistema penal por delitos federales como narcotráfico, huachicol, delincuencia organizada y lavado de dinero.

Villegas llevó casos como el traslado de El Menchito al penal de Jalisco y el caso del líder de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40. También el de los implicados en el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, e integrantes del cártel de Jalisco Nueva Generación.