Otro desencuentro se dio entre el alcalde Guillermo Velázquez y los regidores de oposición en Atlixco, todo sucedió la tarde de este lunes en la sesión de Cabildo celebrada para la aprobación de propuestas realizadas por la comisión de patrimonio y hacienda pública.

El punto de conflicto fue la aprobación del pago de 6 millones de pesos para que los trabajadores municipales reciban atención médica. Esto ante la reconversión del complejo Médico Gonzalo Río Arronte a hospital covid y falta de convenio con el Gobierno del Estado.

La presidenta de dicha comisión, la regidora Julieta Salgado, subió el punto de acuerdo para su aprobación, previo a la votación cuatro de los 13 regidores manifestaron sus razones para votar en contra de esta disposición de la cual hasta la fecha  no tienen detalles, pese a haber solicitado en sesiones anteriores ser tomados en cuenta como el máximo órgano colegiado del gobierno atlixquense.

Por ello los puntos de vista y las razones emitidas por regidores como Abraham Morales de salud; Evelia Mani de grupos vulnerables; Domenic Arronte de juventud y Miguel Ordoñez de ecología, que fueron quienes hicieron uso de la palabra definieron que la aplicación de este recurso estaba fuera de la realidad, el costo era elevado y hasta se hizo el llamado a los trabajadores para que no se dejen engañar porque este servicio médico  no abarca especialidades, es atención médica básica.

“Mi voto va a ser en contra y quiero dejar claro que no es en contra de los empleados y de su salud, sino que no nos pusieron al tanto para velar por un buen servicio; se habló de otras opciones como la inscripción al IMSS o al  ISSTEP porque además les daba el plus de cotizar para una casa y la atención en todos los niveles, con especialistas, se pasó por alto al Cabildo”, señaló Evelia Mani.

“Desde mi punto de vista esta opción es falsa, porque  se trata de una atención de primer nivel, solo para catarros, malestar estomacal no para cáncer u otras enfermedades más graves. La seguridad social es más amplia”, externó el regidor Miguel Ordoñez y añadió: 

“Trabajador del Ayuntamiento no te dejes engañar, no cubre todos los gastos médicos, esto es una simi-clínica. Voto en contra pero estoy a favor de los que recogen la basura, de los policías, de todo el personal operativo que dia a dia se la está jugando durante esta contingencia, ese dinero debería aplicarse en darles seguridad a ellos primero”.

En tanto Domenic Arronte, manifestó su apoyo a los burócratas, retomó la postura de su compañera sobre que no se les tomó en cuenta para conocer a fondo este proyecto, sin intervenir en la adjudicación, porque eso está claro le corresponde a la comisión; “pero si merecíamos saber el tipo de servicio que se ofrecerá, ahora ya está contratado. Ahora nos tocará supervisar que se cumpla la expectativa y más por la contingencia actual”, indicó.

Ante estas posturas Velázquez Gutiérrez tomo la palabra e informó que hasta el 2019 los trabajadores contaban con el seguro popular, pero la reconversión del hospital Río Arronte representa un riesgo, explicó que en la clínica que se construyó al interior del predio que ocupa el centro de convenciones, se dará servicio médico general, dental y oftálmico.