Este martes, el gobierno español aprobó las normas de higiene y prevención sociosanitaria que regirán en dicha entidad una vez concluya el estado de alarma, es decir, a partir del próximo 21 de junio a la medianoche.

Las medidas seguirán en función hasta que el coronavirus quede “definitivamente derrotado”, exista una terapia eficaz o una vacuna, comentó el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Se trata de una serie de normas para la llamada “nueva normalidad”, vigente mientras dure la crisis sanitaria que se dará por concluida en su momento de “forma motivada”.

Las normas que deberá convalidar el Congreso tienen la finalidad de prevenir cualquier rebrote, una vez que la epidemia logre prácticamente controlarse y el país recobre la actividad socioeconómica, por lo que asegura la coordinación y refuerzos sanitarios necesarios para afrontar con garantías cualquier eventualidad.

El uso obligatorio de cubrebocas en lugares públicos abiertos o cerrados seguirá vigente siempre que no sea posible una distancia de seguridad entre personas de 1,5 metros.

El Ejecutivo dará por terminada la crisis tras escuchar a las autoridades regionales, que tienen transferidas las competencias sanitarias, y previo al informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

“…hasta que no tengamos definitivamente derrotado el virus”, subrayó el ministro.

También en medios de transporte con asiento preasignado los operadores tendrán que mantener las unidades con el mínimo de pasajeros durante, al menos, cuatro semanas para poder conocer la trazabilidad en el caso de que se produjera algún caso positivo.

 

Las consecuencias

Desacatar esta disposición acarreará multas de hasta 100 euros, como informaron medios locales.

En este nuevo proceso, las comunidades autónomas serán competentes para modular y ejecutar las medidas correspondientes a la Fase 3 de la desescalada. En tanto que podrán decidir qué provincias o unidades territoriales de su competencia pueden superar esta última etapa de transición hacia la “nueva normalidad”. 

Foto: Twitter / De política y más