Las protestas suscitadas en Estados Unidos y motivadas por la muerte de George Floyd dejaron una curiosa imagen después de que un hombre con una máscara del Joker intentara quemar un coche de policía en Chicago.

El incidente ocurrió el pasado sábado 30 de mayo cuando Timothy O'Donnell supuestamente habría colocado un objeto encendido en el tanque de gasolina del automóvil, todo esto mientras lucía la máscara del personaje. Posteriormente, el sujeto fue arrestado y acusado de incendio premeditado.

El fiscal federal adjunto James Durkin aseguró que O'Donnell enfrentará una condena de hasta 20 años encarcelado en caso de ser declarado culpable, con una sentencia mínima obligatoria de cinco años.

 

Funcionarios de Chicago comentaron que alrededor de 90 vehículos habrían sido dañados durante las manifestaciones, siendo los vehículos policiacos la mayoría de afectados; un total de 20 coches han quedado completamente destruidos.

El acusado no es el primero en vestirse como el Joker durante las protestas. Otro hombre de 36 años llamado Joseph Pudwill hizo lo propio en Minnesota, donde Floyd fue asesinado por un agente de policía. Pudwill aseguró que la versión de Joaquin Phoenix del personaje logró convertirse en un modelo de injusticia social, además de revelar que sintió afecto con el personaje, el cual hoy día se utiliza para transmitir mensajes de protesta.

Las movilizaciones continúan activas en numerosas ciudades de todo Estados Unidos, especialmente en Washington DC, donde se han conglomerado frente a la Casa Blanca, lugar de residencia del presidente Donald Trump.

 

Foto: Twitter