Hacia la última semana de mayo, la bandera de México ondeo junto a la del movimiento Black Lives Matter (LVM), el cual por sus siglas en inglés significa “las vidas negras importan”, que ha sido una de las manifestaciones más importantes en las calles de Minneapolis, tras la muerte de George Floyd.

Como explicó un hilo de Twitter, se trata de un nuevo símbolo tomando en cuenta que “Toda la imagen es importante, porque CNN vandalizado tiene un significado de protesta hacia la manipulación de los medios de comunicación”.

De acuerdo con la usuaria @analuzsaso, nuestra bandera compartiendo la cima de la victoria de la bandera BLM ante los medios de comunicación significa que el movimiento ha pasado a otro nivel.

La joven aclaró que no significa que la lucha de BLM haya dejado de existir y ahora la comunidad latina sea parte del movimiento, sino que dos comunidades con diferentes historias y heridas se unan contra un objetivo en común.

Este hecho también prevé que dichas manifestaciones se extiendan por América Latina debido a que las comunidades de afrodescendientes también son discriminadas.

 

La unidad latina

La realidad es que desde que iniciaron las protestas, los latinos de México, Venezuela e incluso Puerto Rico se han reunido en ciudades como Nueva YorkLos Ángeles o Miami para pedir un fin al racismo en EU.

Una joven mexicana que marchó en Miami el pasado domingo y quien decidió conservar su identidad en anonimato, explicó a voanoticias que la decisión de unirse a la protesta es “para hablar por los que no pueden hacerlo por sí mismos”, además de denunciar las situaciones de discriminación, a la que ella, según dice, también se ha visto expuesta.

Foto: Twitter / Pulso