La youtuber llamada Mika Stauffer, junto con su esposo James, optaron por devolver a un niño que antes habían adoptado en China tras percatarse de que padece autismo

La pareja adoptó en 2017 a Huxley cuando apenas tenía dos años y medio. Hoy día el menor cuenta con cuatro años y ya no lo quisieron más.

Fue a través de su canal de YouTube que dieron a conocer la noticia.

“Tiene muchas más necesidades especiales de las que no éramos conscientes. ¿Siento que fracasé como madre? Como el 500 por ciento”, comentó Myka.

Además, compartieron que ya habían logrado acomodar al pequeño con otra familia donde, según ellos, ‘encaja mejor’.

“Está prosperando, lo está haciendo muy bien. Y su nueva mamá tiene entretenimiento médico y profesional. Y encaja muy bien”, fue la justificación de la pareja al decir que realmente lo aman, pero que no podían ayudarlo.

“Nunca quisimos estar en esta posición, queríamos atender sus necesidades y ayudarlo lo más que se pudiera. Realmente lo amamos. Después de varias evaluaciones sentimos que necesitaba un ajuste diferente para sus necesidades médicas, necesitaba más”

Evidentemente, su acción dividió las opiniones del público, pues algunos aseguran que fueron muy egoístas y otros, en cambio, comprendieron su situación y llamaron a ‘ponerse en sus zapatos’.

 

Foto: Captura de Pantalla de Youtube