En una estrategia contraria a lo que sucede en países como Alemania, Italia, España o Inglaterra, la liga de futbol en Rusia anunció que regresará al terreno de juego de manera normal.

Esto quiere decir que habrá afición en las tribunas de los distintos estadios, lo cual se logró gracias a la autorización gubernamental que recibió la Unión de Futbol de Rusia (UFR) para disputar encuentros a puerta abierta.

La solución se llevará a cabo el próximo domingo 21 de junio, cuando la competición europea regrese tras el freno total de actividades ante el Covid-19.

Esta decisión se tomó una vez que ambas partes estuvieron de acuerdo y, también, gracias a la presión de algunos equipos como el CSKA Moscú, que alertó sobre las innumerables pérdidas económicas que significaría un torneo sin público.

“En la primera fase sólo se permitirá un 10% del aforo en los estadios. Esta es una cifra segura para los aficionados si se respetan todas las medidas de precaución”, señala parte del comunicado.

 

 

Dependerá de cada institución acomodar a sus aficionados en los estadios de manera que guarden una distancia recomendada.

Cabe destacar que el número de fanáticos en los inmuebles guardará relación con la cantidad de butacas con que cuente cada uno. Así, por ejemplo, un estadio con capacidad para 70 mil personas sólo podrá acumular alrededor de 6 mil 500 espectadores.

 

Foto: Twitter / @Futbol360Ec