Aún sin la propagación del Covid-19, las infecciones respiratorias agudas fueron las que más afectaron a los poblanos durante 2019 con al menos dos diagnósticos por minuto.   

Así lo detalla la Radiografía de los Padecimientos Atendidos en el Estado de Puebla 2019, elaborado por el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), realizado mediante solicitudes de acceso a la información.

De acuerdo con el documento, a lo largo del año se atendieron un millón 232 mil 997 casos que representaron una consulta cada 26 segundos y frente a los datos de 2018 hubo  un aumento de 3.09 por ciento.

Entre 130 enfermedades diagnosticadas en Puebla, los siguientes lugares quedan lejos, como las infecciones intestinales, que registraron 294 mil 206 casos que se atendieron cada minuto con 47 segundos; o las infecciones en las vías urinarias, que alcanzaron los 193 mil 995 diagnósticos y se atendieron cada 2 minutos con 43 segundos.

Aunque con menos casos, hay enfermedades que destacan en la lista porque tuvieron un aumento significativo frente a los casos registrados en 2018.

El caso más relevante es el del dengue no grave, que creció de 258 a 4 mil 507 casos, lo que representa un aumento del mil 646.9 por ciento y que cada hora con 57 minutos se emitió un nuevo diagnóstico.

La fiebre manchada, que se transmite por picadura de garrapata creció 500 por ciento; la fiebre reumática aguda, 300; la conjuntivitis, 300; la infección por el virus del Zika, 250; la enteritis debida a rotavirus, 219.35;  el absceso hepático amebiano, 157.14; la fiebre paratifoidea, 154.76; la hepatitis C, 142.86 y el síndrome coqueluchoide, 140.

En la radiografía también se puede observar el comportamiento de otras enfermedades que han resaltado por su relación con el Covid-19 o con el impacto social que generan entre la población.

Entre ellas destacan la influenza, que creció un 23.46 por ciento y se atendió con un nuevo caso cada 8 horas con 7 minutos; o las neumonías y bronconeumonías que aumentaron 17.50 por ciento y que se atendieron cada 2 horas con 5 minutos.

En la diabetes tipo II se observó un crecimiento de 6.67 por ciento; en tanto que la obesidad creció menos de un uno por ciento, pero fue una enfermedad en donde se diagnosticó un caso casi cada media hora.

Otra enfermedad que resulta relevante por el reciente fallecimiento de más de 70 poblanos por consumir alcohol adulterado, es la intoxicación por el químico que en 2019  logró una disminución de 3.71 por ciento.

Un problema social catalogado también en las enfermedades es la violencia intrafamiliar en la que se alcanzó una disminución de 5.72 por ciento, pero representó un nuevo caso cada 4 horas con 40 minutos.

En la lista también se observa un aumento del 33.64 por ciento en los accidentes de transporte de vehículo automotor; y en contraste, una disminución del 83.59 por ciento en los casos de peatones atropellados.