En el marco de la contingencia que Puebla vive por la dispersión del Covid-19, los ciudadanos se quedaron sin contar con 12 ventiladores mecánicos, en medio de un conflicto entre el gobierno capitalino y la administración estatal.

Este viernes, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco anunció la rescisión del contrato para la compra de los equipos y el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta canceló toda posibilidad de reprogramar la entrega de los equipos.

La alcaldesa capitalina ofreció una conferencia de prensa en la que acusó al gobierno del estado de politizar la donación de 12 ventiladores mecánicos que el ayuntamiento donaría para atender a personas con Covid-19, lo que calificó como vergonzoso.

Rivera reconoció que los equipos eran usados y que el personal a su cargo se percató de ello de forma conjunta con el gobierno del estado, que, dijo, avaló a la empresa Full Hen S.A. de C.V. como proveedor de los mismos.

La alcaldesa insistió en que si bien el proveedor no entregó los equipos adecuados, la Secretaría de Salud dio su aval para que fuera contratado.

En su conferencia fue cuestionada sobre los rumores que apuntan a que el gobierno del estado pudo estar coludido con la empresa para hacer quedar mal a su gobierno, a lo que señaló que no cuenta con ninguna prueba al respecto y que ella solo hará señalamientos siempre que tenga con qué respaldarlos.

En su oportunidad, el secretario de Administración del municipio Leobardo Rodríguez Juárez, comentó que el contrato será cancelado ante las anomalías detectadas y reiteró que no habrá pérdidas económicas, pues no se pagó al proveedor por los equipos.

En ese contexto, Rivera señaló que durante la recepción de los equipos, personal del gobierno del estado tuvo un trato hostil hacia sus colaboradores y señaló que se intentó politizar el tema, hecho que lamentó.

No hay posibilidad de reanudar la recepción de ventiladores

Cuestionado sobre el asunto en su conferencia de prensa de este viernes, el gobernador rechazó que haya intentado politizar el tema pero indicó que ante las anomalías detectadas en los ventiladores, queda cancelada toda posibilidad de reanudar la recepción de los mismos.