El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud  (SNTSA) solicitó que el gobierno de Puebla incremente las acciones de seguridad para el personal que atiende Covid-19 y que se estandaricen pagos por vulnerabilidad en el empleo.  

Así lo detallan dos oficios firmados por la dirigente de la Sección 25, Patricia Parra Maldonado, que ayer fueron recibidos por la Oficialía de Partes de la Secretaría de Salud, a dos meses del inicio de las acciones de cuarentena.

Los sindicalistas hacen cuatro peticiones que incluyen aumentar al personal de vigilancia en los centros de trabajo, rondines de la policía a las horas de entrada y salida en los centros hospitalarios, mejorar el alumbrado púbico de sus estacionamientos y alrededores, así como promover el respeto a los profesionales de la salud con campañas de concientización.

De acuerdo con la dirigente, las solicitudes son respuesta al rechazo del personal médico por parte de algunos sectores de la sociedad  y la necesidad de prevenir incidentes.

En un segundo oficio, Parra Maldonado expone al secretario Humberto Uribe Téllez que por aspectos administrativos no todos los trabajadores que atienden la contingencia del coronavirus están catalogados en el concepto 30, que los hace acreedores a bonos de vulnerabilidad.

La solicitud se ha hecho en múltiples ocasiones durante las sesiones de la comisión mixta que cuenta con la participación de las autoridades y el sindicato, sin que se concreten avances, señaló.