Aproximadamente 200 trabajadores de la planta armadora Volkswagen volvieron este día a la planta ubicada en el municipio de Cuautlancingo para tomar cursos y alistar el reinicio de actividades programado para el próximo 1 de junio.

Desde las 8:00 horas los trabajadores ingresaron por la puerta 3 de la armadora, en la lateral de la autopista México-Puebla, con estrictas medidas de seguridad y sanitización para salvaguardar la integridad de los empleados del virus del Covid-19.

La empresa armadora señaló que la línea montaje y demás líneas de producción no se reanudarán sino hasta el próximo 1 de junio, acatando los decretos federales y tratando de prolongar el mayor tiempo posible el auto confinamiento en apoyo a frenar los contagios de coronavirus en el estado.

Sin embargo para alistar el reinicio de actividades fue necesario convocar a un sector mínimo de cada nave para poder impartir un curso y ayudar a difundir las 100 medidas sanitarias que la planta tendrá cuando se reanuden el trabajo.

Para mantener la sana distancia solamente regresará a trabajar, en una primera etapa, una tercera parte de la plantilla laboral, medida que será replicada por la planta Audi en San José Chiapa y las proveedoras que forman parte de la cadena de producción del sector automotriz.