Cuentahabientes poblanos padecieron fallas en los cajeros bancarios a inicios de este fin de semana de quincena, catorcena, puente y contingencia sanitaria.

Uno de los casos más significativos fue el de Santander que ayer registró retención generalizada de tarjetas en las máquinas de sus sucursales de todo el país.

Lo anterior ocasionó que en las sucursales de Puebla que abren en sábado se observaran largas filas a las afueras de los inmuebles.

Esto, pues además se siguen medidas para evitar hacinamiento ante la propagación del Covid-19, con el ingreso de hasta cinco personas.

De acuerdo con usuarios que asistieron a tramitar reposiciones en la sucursal de La Paz, el tiempo de espera fue superior a 45 minutos.

Recortan tope de retiro

En los casos de HSBC y Banorte se reportaron en cambio, cajeros automáticos donde se sólo permitieron retiros inferiores a su máximo permitido por los bancos, por el poco dinero disponible.

En el primer caso se limitó a 3 mil pesos cuando la disposición regular es hasta de 9 mil 500; mientras que en el segundo algunos cajeros permitieron hasta mil 500 pesos cuando el máximo es de 9 mil.

Algunas sucursales bancarias que sirvieron como opción para retiros sin límites fueron las de la zona de Finsa y el centro comercial Cruz del Sur.

Otro banco que registró fallas fue Bancomer con cajeros en donde ya no había disposición para ningún monto cuando la oferta máxima diaria es de 8 mil pesos.

En este caso una opción que da esta institución es el retiro en supermercados, aunque con compra mínima variable según cada cadena de tiendas y hasta un máximo de 2 mil pesos.