Vecinos de la comunidad de las Vegas al norte de la cabecera municipal de Amozoc se manifestaron a las puertas del domicilio particular del alcalde Mario de la Rosa en demanda de despensas que, aseguran, se reparten de manera discrecional por parte de los encargados del programa alimentario “Amozoc Contigo”.

Alrededor de 100 personas, sobre todo mujeres y menores de edad, exigieron la atención del alcalde respecto a la crisis económica que se generó por el Covid-19, debido a esto funcionarios del ayuntamiento intentaron dialogar con los demandantes en las puertas del establecimiento particular del presidente, pero al no  poder contener la turba, optaron por dejar pasar a las personas.

Al continuar las demandas a grito abierto, los trabajadores (del edil o del ayuntamiento) iniciaron la entrega de despensas evitando el descontrol social.

Guadalupe Cariño, quien encabezaba la marcha del contingente que arribó hasta el lugar, señaló en entrevista a Antonio Barrales, trabajador del ayuntamiento y vecino de la misma comunidad como responsable de repartir las despensas de manera discrecional. 

“Solo se las entrega a amigos y conocidos, sin tomar en cuenta las necesidades de gente que lleva días sin salir de su casa, sin trabajo o algún ingreso que les permita salir avante con los problemas para alimentar a sus familias”, exigió al los representantes la entrega inmediata de despensas y la vigilancia a los funcionarios para que sean equitativos a la hora del reparto de los apoyos.

Tras resolver la exigencia, la vocería del ayuntamiento, indicó que la entrega de dichos apoyos continuará siendo vía visita domiciliaria dando especial atención a personas de escasos recursos, madres solteras y gente de la tercera edad, afirmaron en un comunicado.