Por incumplimiento a los decretos gubernamentales contra el Covid-19 al menos ocho negocios han sido clausurados en este municipio, informó, el director de comercio abasto y vía pública, René Tetlamatzin.

A estos se suman cinco más, que han corrido por cuenta de protección civil, principalmente por hacer caso omiso a las medidas de prevención para mitigar el contagio de Covid-19 como la sana distancia y la gran cantidad de personas en el mismo lugar y al mismo tiempo, el caso más sonado de este tipo de suspensiones fe la hecha a una sucursal de la cadena Oxxo.

“El más reciente fue un gimnasio improvisado en una cochera en la comunidad de la ex hacienda San Agustín, en donde se reunían para ejercitarse varias personas y aunque argumentaron que era de uso personal, los reportes indican que podía ingresar cualquiera para usar el equipo, por ello se clausuró”, relató el funcionario.

En la mira está otro gimnasio en el centro de la ciudad que de igual manera, ya tienen reportes de que permanece abierto por las tardes: “…ya  fuimos y no lo hemos encontrado funcionando, pero nos informan que es a partir de las 18 horas que hay actividad y bueno, procederemos a la clausura debido a que es una de las empresas que deben permanecer cerradas, aseguró.

Finalmente, las ocho clausuras que realizó esta dependencia se debieron a la venta ilícita  de bebidas alcohólicas; se trata de tienditas o tendajones que tienen la autorización para vender en envase cerrado pero, se detectó que estaban permitiendo beber dentro del establecimiento.