Ni un mes toleraron los poblanos el confinamiento domiciliario para evitar la transmisión de coronavirus, pues a mediados de abril aumentó hasta en un 24 por ciento la movilidad en centros de trabajo, lugares de ocio y en el transporte público, de acuerdo con la plataforma de Google.

Datos del último reporte de movilidad de esta empresa, a partir de información de teléfonos celulares con sistema Android, advierten que en tiendas y farmacias la afluencia de personas también creció, así como las visitas a los parques públicos.

Los datos fueron calificados como “preocupantes” por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien para contener los contagios, que este martes sumaban 566, hizo llamados a la concientización de los ciudadanos y descartó el uso de la fuerza pública para evitar que circulen por las calles.

Salen a trabajar pero también a lugares de esparcimiento

Según datos de la plataforma digital que se miden a través de los datos de teléfonos celulares, en una semana se redujeron los niveles de confinamiento y aumentó la movilidad de los poblanos en espacios públicos.

Entre el 10 y el 17 de abril, la movilidad de personas en lugares de trabajo creció en 24 por ciento. Al inicio de ese periodo, la afluencia de personas en esos sitios había bajado en 72 por ciento, pero siete días después el indicador ya sólo estaba en 48 por ciento.

Una tendencia similar se registró en sitios de ocio o de esparcimiento, pues la afluencia de personas a los mismos creció en 17 por ciento, pese a que el 10 de abril se había logrado una reducción de visitantes hasta del 70 por ciento.

Los usuarios del transporte público aumentaron en 13 por ciento, cuando se había logrado reducirlos en un 57 por ciento.

La movilidad en tiendas y farmacias creció en 11 por ciento durante el periodo de análisis, pese a que se recomendó a la población acudir a hacer compras solo una vez por semana para evitar contagios.

Fue el 23 de marzo cuando oficialmente inició en el país la “Jornada de Sana Distancia” que el gobierno federal decretó para que las personas se mantuvieran en sus domicilios y lograr con ello una reducción de la transmisión de Covid-19.

El periodo de aislamiento duraría un mes, por lo que terminaría el 23 de abril, posteriormente se alargó otros 10 días, pero los poblanos rompieron el confinamiento antes de que concluyera el primer plazo que las autoridades establecieron.

Durante el 10 y el 17 de abril, cuando aumentó la movilidad de los poblanos, los contagios reportados por las autoridades pasaron de 227 a 320, lo que implica un aumento de 93 casos más que representan un 41 por ciento. En tanto, los fallecimientos se duplicaron al pasar de 24 a 48.

Cuestionado sobre el tema, el gobernador señaló que el aumento de personas en las calles es preocupante por el incremento de contagios en el estado.

Recordó que al cierre de la semana pasada, había un aumento promedio diario de 30 casos, pero entre este lunes y martes el ritmo se redujo a 19, sin embargo, insistió en que es necesario que los poblanos acaten el confinamiento para lograr la detención del Covid-19.

“No hemos sido la autoridad más responsable en Puebla, no, no hemos sido, no lo hemos sido y por eso yo llamo a la disciplina, al uso de cubrebocas, a la sana distancia, al confinamiento, no nos acostumbremos, cuando no hemos ni siquiera empezado a vencer al coronavirus, no nos acostumbremos”, expresó.