El helado se ha convertido en el postre por excelencia para refrescarse durante la temporada de calor, pero lo que ahora sabemos es que también son una excelente alternativa para que los mexicanos puedan mejorar su estado de ánimo durante la cuarentena.

Gracias a sus generosas cantidades del aminoácido triptófano, el helado es capaz de calmar y reducir la agresividad, además de contribuir a la producción de serotonina, conocida como la hormona de la felicidad, que además de relajar y ayudar a dormir mejor, también combate el estrés, como explicó Vicente Guerrero, director de la Unidad de Ganadería de MSD Salud Animal en México.

El factor ‘ánimo’ interviene en la elección para consumir algunos alimentos, fenómeno conocido como “apetito emocional”. Cuando nos encontramos contentos, por ejemplo, optamos por carne, mientras que la sensación de tristeza nos impulsa a comer helados o galletas y el aburrimiento nos induce a comer papas fritas.

Es fundamental conocer los componentes principales para que puedas elegir el mejor helado, pues los helados a base de leche o crema son ideales al contar con proteínas de alto valor biológico, lípidos y azúcares, calcio y vitaminas (B2), contrario a las nieves con base de agua.

La importancia de estos productos se puede ver en el mercado de la leche en México, pues se trata de uno de los más atractivos dentro de los productos de consumo.

Durante un análisis en el sector lácteo de México, la Secretaría de Economía mostró que hacia la última década el incremento en el consumo mundial de lácteos por habitante fue de un 30 por ciento.

Foto: Twitter / @MintyWhen