El gobierno de Teziutlán protege a elementos de seguridad pública y protección civil quienes están expuestos a contagios, ya que son ellos quienes están trabajando en la primera línea de atención durante la contingencia.

Aunque ya se les había otorgado insumos, cubrebocas y demás aditamentos, el presidente municipal tomó la decisión de adquirir las caretas de protección para todos los elementos.

Así mismo, sigue la sanitización en los edificios que albergan los cuerpos de seguridad y auxilio para evitar el contagio entre los elementos de estas corporaciones.

Las mismas acciones se están realizando en el centro de reinserción social de Teziutlán (CERESO) donde además se mantiene un control estricto de medidas al interior para que los reclusos cuenten también con el uso de cubrebocas y todas las medidas sanitarias al ser un área de confinamiento de más de 100 reos entre hombres y mujeres.

José Manuel Baruc Ojinaga, director del Cereso agradeció a las autoridades que no se han olvidado de tomar en cuenta a los internos del reclusorio. los insumos y pistolas de toma de temperatura se utilizaran también para tener un control sanitario de las personas que visitan a sus familiares recluidos, dotándolos también de cubrebocas y aplicando medidas sanitarias.

on esta ya es la segunda ocasión en que el Cereso de Teziutlán recibe la sanitización de sus espacios, lo que brinda a la población interna y familiares la confianza de que se están adoptando las medidas para evitar el contagio por Covid .19.

Las visitas están siendo restringidas a familiares hasta que la pandemia o hasta regularizarse pasando la cuarentena.

Así mismo se hizo la entrega de 500 cubrebocas, y dentro de la sanitización se incluyeron a las oficinas de la Fiscalía General del Estado para evitar algún tipo de contagio o propagación del virus entre los empleados, y entrega de insumos para los mismos.