Hace muy pocos días se hicieron virales las denuncias por parte distintas enfermeras mexicanas en Jalisco, debido a que tanto taxistas como transportistas les negarles negaran el servicio por temor a ser contagiados.

Pero mientras esto ocurre en nuestra entidad, otras partes del mundo tratan a sus profesionales de la salud como verdaderos héroes y heroínas.

Esta totalmente contrario reacción es bastante lógica toda vez que sean ellos y ellas quienes combatan al virus de frente, a tal grado que incluso arriesgan su vida por salvaguardar las nuestras.

Por esta razón, Tayla Porter, una enfermera y paramédico de Basingstoke, Inglaterra, fue sorprendida por sus vecinos con una ola de aplausos cuando se dirigía al trabajo.

Tayla no podía creer que todos sus vecinos se congregaran sólo para reconocerle el valor y demostrarle el respeto que le tienen debido a su trabajo, lo que ocasionó que rompiera en llanto. 

Además, la joven de 22 años también recibió un pequeño detalle que sus vecinos colocaron encima del techo de su auto, que fue un empaque con chocolates y un pastel casero.

La madre de la joven paramédico confesó que su hija ha llegado a casa exhausta, llorando desolada por todas las cosas que le han tocado ver a causa del coronavirus, pero aún así ella se levanta todos los días a dar la cara.

'Me encanta donde vivimos, todos en nuestra calle unidos para saludar a Tayla en su turno de paramédico esta noche, justo el impulso que necesitaba', escribió Ali, la madre de la enfermera, junto al video que compartió en sus redes sociales. 

 

Foto: Facebook / Ali Porter