Este lunes 30 de marzo empezó la suspensión de labores para los trabajadores de Volkswagen en las plantas de Guanajuato y Puebla, por lo que 14 mil empleados de esta última fábrica fueron enviados a sus casas para disminuir los riesgos de contagio por el Covid-19.

La armadora alemana decidió parar sus labores y enviar a 14 mil trabajadores, sindicalizados y de confianza a sus casas no solamente para prevenir riesgos sino por el inminente desabasto de autopartes de Europa y Asia, básicas para la línea de producción.

La suspensión de labores se inicia este día y culminará el próximo 13 de abril, sin embargo no se descarta que pueda extenderse para evitar casos de contagio.

Los paros de Volkswagen y el de Audi, que se inició la semana pasada en San José Chiapa, también afectan a 15 mil trabajadores de 55 empresas proveedoras.

El primer caso de Coronavirus positivo en Puebla fue de un capacitador externo de Volkswagen que estuvo en Italia antes de llegar a México y vino a trabajar con grupos de trabajadores en Puebla y Guanajuato.

Derivado de esas actividades, la empresa Volkswagen reconoció que hubo un contagio por contacto de una de sus empleadas de la planta en Puebla.

El capacitador fue el primer paciente en ser dado de alta en Puebla.