Con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta hay un desacuerdo por los perfiles que ha designado para la seguridad en la capital, pero no un rompimiento, señaló la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.

La alcaldesa agregó que el desacuerdo radica “en la forma en que se desarrolla la estrategia y perfiles que a nivel nacional han sido señalados por tener una relación con Genaro García Luna y Rafael Moreno Valle", según una nota del diario El Universal.

La alcaldesa también rechazó la supuesta infiltración de la delincuencia en las filas policiacas de la capital , cuando –dijo-  son el único municipio que tiene activados los cinco ejes de seguridad nacional en la Construcción de la Paz y fueron renovados 56 manos con el cumplimiento de sus exámenes de control  y confianza.

Rivera fue cuestionada:

-¿Habló ya con el presidente Andrés Manuel López Obrador o con Beatriz Gutiérrez sobre este asunto?

-Ellos están enterados de lo que está ocurriendo, saben a nivel nacional federal lo que pasó (...) en la Federación saben lo que está ocurriendo y están de acuerdo con que no deben estar estos perfiles en la seguridad del estado de Puebla.

La presidenta municipal de Puebla dijo también que no teme por su propia seguridad pero denunció que personajes vinculados con el Gobierno estatal han amedrentado a sus colaboradores y sus familiares, cuando “la Cuarta Transformación le apuesta a la no persecución y acabar con esos vicios del pasado”.