El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta acusó a la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, de desacato constitucional por no nombrar a Carla Morales Aguilar como titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y rechazó que realice una campaña de desprestigio en contra de la comuna.

El mandatario indicó que la presidenta municipal sostiene a Lourdes Rosales Martínez como presidenta municipal de Puebla, de forma contraria a lo que él estableció en su decreto del 25 de marzo, en el que asume el control de la Policía Capitalina con Morales al frente –dijo-.

El jueves, la comuna rechazó que el decreto incluya la designación de Morales, como Barbosa lo afirma y acusó al gobernador de iniciar una campaña de desprestigio en su contra, con declaraciones que realiza en sus conferencias de prensa.

Cuestionado sobre el tema este viernes, el gobernador rechazó las acusaciones del gobierno capitalino, pues argumentó que en sus conferencias responde los cuestionamientos de los representantes de los medios de comunicación.

“No se trata de una campaña de desprestigio, se trata de respuestas a preguntas que ustedes me han hecho y tenemos que responder. Yo llamo al ayuntamiento a que se ponga a trabajar en los temas de seguridad pública”, señaló.

No hay resolución ministerial sobre colaboradores de García Luna

En su conferencia de prensa de este viernes, el gobernador fue cuestionado por el semanario Proceso sobre la relación que Ardelio Vargas Fosado, su asesor personal en materia de seguridad pública, tiene con el exsecretario de Seguridad Pública federal Genaro García Luna, preso en Estados Unidos acusado de nexos con el narcotráfico.

Sin abundar en el cuestionamiento, Barbosa refirió que aún no hay una resolución judicial que dictamine la relación de los excolaboradores de García Luna y ya no permitió a los medios de comunicación ahondar en el tema.

Hay 16 elementos estatales que no aprobaron controles de confianza

Por otra parte, el secretario de Seguridad Pública Raciel López Salazar comentó que sí hay 167 efectivos que están en activo en el estado sin que hayan aprobado exámenes de control de confianza, pero defendió que solo 16 corresponden a la gestión de Barbosa Huerta.

La alcaldesa respondió este jueves a la acusación del gobernador, acerca de que protege a 84 policías que no han aprobado las pruebas de control de confianza, al señalar que el tema se atiende pero que los policías del estado en esa circunstancia, son más.

El funcionario argumentó que se iniciaron 59 procedimientos de separación extraordinaria del Servicio Profesional de Carrera.

En ese sentido, refirió que no ocurre lo mismo en el ayuntamiento, pues Rivera ha sido informada en 16 ocasiones de que los efectivos en cuestión reprobaron las pruebas, sin que a la fecha haya tomado cartas en el asunto.