Las noticias entorno a Meghan Markle siguen llegando, y luego de revelarse que volverá a la pantalla, ahora se ha dado a conocer que el apellido que la actriz adoptó cuando se casó con el príncipe Harry podría cambiar.

Luego de tomar el apellido Sussex cuando contrajo nupcias en 2018, ahora que tanto ella como Harry decidieron renunciar a la familia real, Meghan sigue siendo reconocida por su nombre de soltera, pero ha trascendido que podría optar por llevar otro apellido de la realeza sin problema.

La artista de 38 años tiene la opción de adoptar el apellido Mountbatten-Windsor, mismo que la reina Isabel II y el príncipe Felipe de Edimburgo decidieron para sus descendientes en 1952, detalle que ahora cobra más relevancia luego de que Harry y Meghan decidieran que su hijo Archie portara ese apellido en homenaje al duque de Edimburgo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

To all o

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

Por tal motivo, la todavía duquesa de Sussex tiene la elección de seguir la línea de su primogénito y llegar a ser conocida de forma pública como Meghan Mountbatten-Windsor.

Te podría interesar

Meghan Markle anuncia su regreso a Hollywood en proyecto de Disney