Morena expulsó a Alejandro Deonate Andrade, exconsejero que se fue a PSI por una candidatura, mientras que el secretario de la dirigencia en Puebla, Gerardo Domínguez Pérez, fue echado del Consejo Estatal tras sus críticas al ahora gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Su remoción se instruyó por la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján Uranga, mediante un oficio dirigido a la dirigencia nacional del partido el mes pasado.

En el documento solicitó notificar al Instituto Nacional Electoral (INE) la baja de 100 congresistas por fallecimiento, sanción o licencia, así como el retiro de este nombramiento a 20 militantes con cargos importantes en el gobierno federal, entre ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador, con el fin de evitar conflicto de intereses.

El acuerdo publicado en la página de internet de Morena señala que, en el caso de Puebla, hubo tres bajas del consejo y todas fueron por sanciones.

El Consejo Estatal es el órgano que elige a la dirigencia del partido en la entidad, define el método para elegir candidatos y aprueba las coaliciones y alianzas.

 

Expulsan a traidor

Alejandro Deonate Andrade fue expulsado tanto del consejo como del partido por apoyar a Pacto Social de Integración (PSI) en las elecciones de 2018.

El exmorenista no solo hizo campaña con aquel partido, sino que incluso fue candidato, pues fungió como suplente del dirigente estatal de PSI, Carlos Navarro Corro, que buscó una diputación plurinominal.

Por la raquítica votación que obtuvo el partido local, no ganó ningún espacio en el Congreso del estado, así que el exconsejero fue expulsado de Morena y no logró colarse como diputado suplente.

 

Castigan a críticos de Barbosa

Gerardo Domínguez Pérez, actual secretario de Formación Política del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) y la militante Yemina Meli Cid Pérez quedaron fuera del consejo por haber perdido sus derechos partidistas.

La suspensión de sus derechos fue ordenada por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) para castigar sus críticas hacia el ahora gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Ambos fueron de los militantes que el año pasado se opusieron a la designación de Barbosa Huerta como candidato a la gubernatura y apoyaron al senador Alejandro Armenta Mier como abanderado para la elección extraordinaria.

Domínguez Pérez es cercano a la diputada federal Inés Parra Juárez y el año pasado encabezó ruedas de prensa para acusar imposición de la entonces dirigente Yeidckol Polevnsky Gurwitz e incluso fue parte de los morenistas que impugnaron la candidatura a gobernador. Esto le valió denuncias dentro del partido que derivaron en sanciones.

Yemina Meli Cid Pérez es una militante de bajo perfil, pero era congresista y formó parte de las protestas contra Barbosa Huerta.

Foto: Especial