Hasta 50 por ciento cayeron las ventas de restauranteros de Puebla durante el paro nacional que se realizó el 9 de marzo, en el que miles de mujeres se ausentaron de sus lugares de trabajo o de estudios para para exhibir su papel en la sociedad y en la economía del país.

En entrevista con e-consulta, Olga Méndez Juárez, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), indicó que fue un día histórico lo que se vivió al paralizar las ciudades, donde los restaurantes agremiados respondieron de una forma positiva al paro.

Aseguró que hubo cerca de 20 agremiados que cerraron sus puertas porque el 80 por ciento de sus plantillas son de mujeres y  decidieron cerrar por lo que as ventas se vieron afectadas y disminuyeron más de un 50 por ciento.

"Las ventas se cayeron hasta un 50 por ciento de un lunes normal, la derrama económica no la hemos cuantificado pero creo que son más valiosas las vidas de las que han fallecido por esta violencia que todo lo que se pueda perder a nivel restaurantero" señaló.

Agregó que hubo agremiados que no se pudieron sumar pero dieron un incentivo a la mujeres y algunos redujeron la jornada y trabajaron como si fuera domingo, sólo con el desayuno y la comida.

Puntualizó que este ejercicio fue bastante interesante ya que  los hombres tuvieron que hacer tareas que no hacían, como estar en el área de limpieza o en el área de cajas, ya que la mayor parte son mujeres y hubo errores en el manejo de las factura y en el manejo de la  terminal.

Comercios establecidos, con ventas reducidas un 20%

Por su parte, el presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, informó que tras el paro algunos locales por la ausencia de personal femenino tuvieron que cerrar y sus ventas se redujeron hasta un 20 por ciento.

"Lamentablemente perdimos el 20 por ciento de nuestra venta, pero nuevamente te comento que para nosotros es más importante el mensaje que se quiere dar a las autoridades y a toda la ciudadanía en su conjunto" aseguró.

Además de recalcar que la afectación económica no importa sino el mensaje y la importancia de reflexionar sobre la importancia que tienen las mujeres en la economía mexicana, señaló que tan solo en los negocios establecidos más del 60 por ciento es personal femenino.

"Sí hubo hubo afectación económica con el paro, pero para nosotros es más importante el mensaje y sobre todo ser solidarios con la gran cantidad de mujeres que laboran en el Centro Histórico, que aproximadamente es de 65 por ciento", comentó.