Grupos feministas que conforman el Frente de Mujeres Articuladas de Puebla hicieron un llamado a que la principal marcha contra la violencia en torno al Día Internacional de la Mujer no se politice, para respetar el sentido ciudadano e inclusivo que han tenido estas movilizaciones en los últimos años.

En rueda de prensa para anunciar actividades y movilizaciones a realizarse el próximo 8 de marzo, Gabriela Cortés, de la organización El Taller A.C., reconoció que en esta protesta caben las mujeres que trabajan en instituciones públicas y que también han sido violentadas en sus entornos.

Sin embargo, dijo, se deben dejar fuera los colores de partidos políticos, pues, como ya se observó con recientes intentos de integrantes del Partido Acción Nacional (PAN) por abanderar la lucha, esto no deja efectos positivos al movimiento.

"Que se sumen como ciudadanas, como cualquiera de nosotras;también sería importante para seguir fortaleciendo esta lucha. Lo que sí les pedimos es que no vayan con una bandera política, que no vayan con una bandera de partido político porque desgraciadamente esto se desvirtúa.

"Lo vimos cuando el PAN quiso apoderarse de esta lucha, y eso no lo vamos a permitir, porque es una lucha desde las ciudadanas y es una lucha que vamos a seguir defendiendo por nuestros derechos, sin que los partidos políticos quieran aprovecharse de esto para obtener estos votos o este reconocimiento que quieren tener, cuando no han luchado por esto", dijo.

La movilización comenzará simultáneamente en el Mercado Hidalgo y frente a la Fiscalía General del Estado (FGE) en la 31 Oriente y el Bulevar Héroes del 5 De Mayo, para terminar con los dos contingentes en el Zócalo de la ciudad de Puebla.

Antes de la marcha, en ambos puntos de partida se realizarán conversatorios para abordar diferentes temas del feminismo y también se realizarán actividades para recordar a las poblanas que han sido víctimas de feminicidio y de violencia.

La rueda de prensa realizada hoy tuvo como escenario la plaza del Teatro Principal en donde se encuentra una estatua de Plácido Domingo que, según anunciaron las activistas, buscan sea retirada por autoridades luego de que investigaciones concluyeran que el tenor acosaba a mujeres con las que trabajó.