Tras cuatro días de protestas activas en contra de la inseguridad que ha afectado a la comunidad universitaria de Puebla, este sábado sólo se observó presencia de brigadas en instalaciones de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Tal fue el caso de los edificios del área de la Salud en donde estudiantes resguardaron los accesos que se emplearon para el paro de actividades y también realizaron actividades de limpieza.

A la par del freno a las marchas, ayer por la noche el personal de 43 unidades académicas de la BUAP lanzó un comunicado en el que piden a los universitarios que el paro sea parcial para continuar con otras actividades.

En el documento firmado por directivos de esas áreas de la universidad reconocen que los reclamos de seguridad son legítimos y los comparten, asimismo hacen mención de hechos violentos que vulneran la integridad de la universidad.

Sin embargo advierten que de darle un giro activo y propositivo al paro que emprendieron esta semana les permitirá continuar con actividades académica, administrativas y de investigación al interior de la BUAP.

De acuerdo con lo expuesto por integrantes de la Asamblea Universitaria 25/2 en sus redes sociales, la propuesta de cambiar a un paro parcial habría sido aceptada el viernes.