Cuando Emilio Lozoya Austin dejó la dirección general de Pemex, fundó una nueva empresa que dio origen a un fondo de inversión cuya operación es prácticamente desconocida.

Lozoya creó Makech Capital de la mano de Rodrigo Arteaga, su exsecretario particular en Pemex, y en ese fondo también coincidieron otros tres antiguos colegas de la petrolera: Édgar Torres Garrido, Francisco Olascoaga Rodríguez y Mariana García de la Cadena Salas, según una investigación de Quinto Elemento Lab publicada por El Universal.

El director de la UIF, Santiago Nieto, informó que la posible participación de Makech Capital en los sobornos de la firma brasileña Odebrecht es una hipótesis que está siendo indagada por las autoridades. “Es una línea de investigación, pero todavía no lo hemos acreditado”, dijo en una entrevista concedida en abril pasado.

Lozoya fue detenido en España acusado de presunto cohecho, fraude y lavado de dinero.

La investigación descubrió que este grupo de exfuncionarios y asesores no solo tienen en común haber participado en la firma de Lozoya, sino que varios de ellos contribuyeron al nacimiento de otras empresas que compartieron al menos tres domicilios con la empresa del exdirector de Pemex.

Varias de esas personas y compañías ya están bajo investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera.

El 17 de marzo de 2016 fue creada la empresa Grupo Interamericano de Financiamiento para el Desarrollo y a través de esa compañía registró la marca Makech Capital el 7 de diciembre de ese mismo año. Lozoya aportó 450 mil pesos para hacerse del 90% de las mil acciones clase A, y con ello se convirtió en el dueño mayoritario; Arteaga quedó como el accionista minoritario de la firma.

Dieron como domicilio de Grupo Interamericano un desgastado edificio en Asistencia Pública 648, una calle poblada de fondas y tiendas de abarrotes, muy cerca del aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

 A los residentes les sorprendió escuchar que ahí se aloja la sede de la empresa de inversión propiedad del exdirector de Pemex, pues ellos viven en departamentos cuyas rentas no superan los 5 mil pesos al mes.

 El modesto edificio en Asistencia Pública contrasta con las dos sedes comerciales que durante los últimos tres años reportó Makech Capital, hasta antes de ‘esfumarse’ misteriosamente en enero pasado. Las direcciones mercantiles que tuvo el fondo estuvieron en Las Lomas de Chapultepec, una exclusiva zona de oficinas corporativas, restaurantes de autor y sedes diplomáticas.

 A finales de enero, poco antes de la captura de Lozoya en Málaga, el fondo Makech Capital desmontó las oficinas de Volcán, según informó el personal que trabaja en el edificio. Ni la página ni el perfil de Makech en LinkedIn ofrecen información acerca de sus directivos, sus clientes o su nueva sede.