Desde el jueves 20 de febrero, por decreto presidencial México prohibió la importación de cigarrillos electrónicos.

Las secretarias de Salud y de Economía indican que la medida se dictó para evitar que los ciudadanos consuman metales pesados y nocivos.

En el Diario Oficial de la Federación se indica que se han documentado casos de pacientes con lesión pulmonar grave, debido al cigarro electrónico.

“Más de 200 casos documentados de pacientes con lesión pulmonar grave, relacionados con el uso del cigarro electrónico, en su mayoría, adolescentes y adultos jóvenes, en al menos 25 de sus estados”.

Indicó que los vapores que genera el cigarro electrónico son compuestos químicos que cuando se inhalan afectan el sistema respiratorio.

“Es importante resaltar el inminente peligro que representan los citados dispositivos, toda vez que generan vapor o aerosol y compuestos químicos producidos por el calentamiento de los componentes del líquido, una mezcla de propilenglicol, glicerina y aromatizante o, en su caso, nicotina y tabaco, que al ser inhaladas ingresan directamente al sistema respiratorio con una afectación más amplia que otras sustancias, tanto en vías aéreas de conducción como en zonas alveolares, debido al pequeño tamaño de las partículas generadas (100-160 nm)”.

Se asegura que usar el cigarro electrónico inflama las vías respiratorias y provoca baja oxigenación de la sangre y falla respiratoria.

“Se ha reportado que la utilización de estos dispositivos genera inflamación de las vías respiratorias, el incremento de glóbulos blancos en sangre, así como opacidades bilaterales pulmonares (manchas en el pulmón), baja oxigenación de la sangre o inclusive falla respiratoria, además de un aumento de la sensibilidad de las células de las vías respiratorias a infecciones virales”.

“Se prevé que su uso a largo plazo aumente el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y cáncer de pulmón. Hasta el 4 de febrero de 2020 el CDC ha registrado 2,758 pacientes hospitalizados (de todos los estados de EE.UU) con enfermedad pulmonar grave, incluyendo 64 defunciones (provenientes de 27 estados de dicho país), asociados al uso de dispositivos de vapeo”.