Un daño en una válvula de un ducto de gas natural alarmó a vecinos de la colonia Barranca Honda la madrugada de este lunes, por lo que al menos seis familias fueron evacuadas de forma preventiva ya que no hay riesgo de explosión en la zona.

Los hechos fueron reportados la madrugada de este 17 de febrero cuando vecinos advirtieron la presión del gas que salía de uno de los ductos, por lo que pensaron que se trataba de una toma clandestina.

Personal de Protección Civil Municipal llegó a la zona limítrofe entre Puebla y Tlaxcala, confirmando que se trataba de un ducto de gas natural, cuya explosividad es menor a la del gas LP, asimismo se descartó que fuera una toma clandestina.

Al hacer la revisión correspondiente se supo que se trataba de un daño en una válvula del ducto, por lo que con apoyo de personal de Engie Maxigas se iniciaron con las labores para reparar la instalación.

Mientras se hacía esto, solamente seis familias en un radio de 150 metros tuvieron que ser desalojadas, sin embargo minutos antes de las 7:00 horas se autorizó que volvieran a sus hogares ante el control de la fuga.

Cabe recordar que el miedo latente en la zona se debe a que se trata de una zona por donde pasan gran cantidad de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo que también son constantes las ordeñas ilegales, no obstante no fue la situación en este caso.

La Secretaría de Gobernación estatal informó que la fuga de gas fue controlada y sellada, por lo que la población de la zona se encuentra fuera de peligro y las clases se mantienen en los planteles educativos aledaños.